Situación Temas Institucionales
NUESTROS PROYECTOS
 

Mediante la obra social de la Iglesia Católica se cuenta con Instituciones que promueven el desarrollo integral de niños, niñas, adolescentes y jóvenes en desventaja social, e intentando hacer intervención con las familias y prestando servicios en Trabajo Social y Psicología.
Por otro lado desde el Gobierno Municipal se ha promovido el apoyo o refuerzo escolar, específicamente refuerzo en lecto-escritura, creando los SEREPES.

EDUCACIÓN FORMAL
Los servicios educativos en el distrito tienen una cobertura de 52 unidades educativas, que funcionan en tres niveles, inicial, primaria y secundaria y otros en turno nocturno. Las unidades educativas nocturnas realizan actividades educativas formales en el nivel primario y secundario para estudiantes que por motivos de trabajo u otras causas no pueden asistir a clases diurnas.
(Fuente: Distrital de Educación de la ciudad de El Alto - Datos 2010).
El proceso educativo en Bolivia enfrenta problemas en el diseño de políticas educativas, su implementación y seguimiento, y la falta o insuficiencia de datos para analizar la situación educativa actual.
Desde 1994, se lleva adelante el Programa de Reforma Educativa (PRE), en el que se establece el carácter democrático de la educación, por cuanto la sociedad participa en su planificación, organización, ejecución y evaluación. Dispone, además, la incorporación del enfoque intercultural y la modalidad bilingüe en la educación, intentando responder así a la heterogeneidad sociocultural del país. En la primera etapa de su ejecución (1995-2003), priorizó sus acciones en el nivel primario; sin embargo, hasta la fecha las debilidades sobre planificación, enfoque y estrategias han sido una barrera enorme para su avance.
La situación en la ciudad de El Alto, no difiere del contexto nacional. La educación formal en esta ciudad enfrenta problemas como: abandono escolar durante la gestión, rezago escolar, falta de motivación para que los estudiantes concluyan el colegio, etc. agudizados por problemas económicos, sociales y familiares.

EDUCACIÓN ALTERNATIVA
En una época de profundos cambios socioculturales y económicos, la educación es una prioridad, que permite comprender la realidad compleja en que se vive, facilitando la adquisición de competencias necesarias para enfrentar y superar esta realidad. Desde esta perspectiva, el docente debe acompañar, guiar y orientar, como mediador a través de múltiples recursos y alternativas, al estudiante, bajo la premisa de la gran capacidad de los estudiantes para construir sus conocimientos y desarrollarse.
La Educación alternativa representa el intento de encontrar los aspectos fundamentales del sentido de la educación en el mundo contemporáneo, dando sentido a las relaciones, situaciones y propuestas pedagógicas que permitan generar un trabajo participativo, de interacción permanente, privilegiando la participación del estudiante a partir de la orientación y guía del docente, donde el proceso de aprendizaje significativo es autogestionado por el mismo estudiante a través de las mediaciones pedagógicas, de su propia reflexión y análisis y del trabajo colaborativo entre los diferentes grupos.
Los aspectos fundamentales del sentido de la educación son: educar para, el hacer de los estudiantes (mediante prácticas alternativas) y la evaluación (permite el seguimiento del aprendizaje).

SERVICIOS DE EDUCACIÓN ALTERNATIVA
En el distrito se brinda el servicio de educación alternativa en: tres establecimientos educativos del nivel formal y uno de la Radio San Gabriel, a los que asisten 2.462 personas, entre hombres y mujeres quienes pretenden mejorar sus niveles de formación. El aporte del Centro de apoyo Educativo “KURMI”.
El niño alteño está rodeado de un ambiente que no fomenta el crecimiento integral más al contrario es relegado por la sociedad, generando un gran déficit a nivel de habilidades sociales y de aprendizaje.
Las carencias en alimentación, educación y afectividad en la familia producen la necesidad de satisfacerlas buscándolas en otros ambientes, haciéndolos víctimas de toda clase de abusos, cayendo muchas veces en pandillas, alcohol, etc. Pero a la vez sorprende la fuerza y las ganas de vivir manifestadas en sus iniciativas, organización y madurez precoz, debida a la toma de responsabilidades como cuidar a sus hermanos, trabajar, incluso tener la responsabilidad de mantener a la familia, etc.
El Centro de apoyo Educativo “KURMI” brinda servicio profesional a niños, niño, adolescente y jóvenes que asisten a las escuelas públicas cercanas dentro del distrito 3 y que viven en un contexto familiar de alto riesgo. Quienes presentan importantes dificultades de aprendizaje en la escuela además del deterioro del aprendizaje para la vida, motivo de la deserción escolar que constituye el primer paso hacia la calle, ya sea en busca de alimentos o la satisfacción de otras necesidades básicas.
El Centro de apoyo Educativo “KURMI” no solo brinda apoyo escolar, brinda también educación para la vida, formación humana, promoviendo un plan de vida para formar ciudadanos de bien en nuestra sociedad, ofreciendo tiempo, cariño y respeto a su dignidad, sentando las bases que posibiliten una vida honrada, digna y útil para sí mismos y el resto de las personas.
Se brinda un servicio integral de apoyo educativo, formación en valores, alimenticio de nutrición y salud, de manera cotidiana y con la asistencia regular de los beneficiarios para que esta intervención educativa sea efectiva.
En el Centro se acoge a los niños y niñas según unos criterios jerarquizados, que sirven como soporte para el discernimiento de los casos, priorizando la asistencia de niñas quienes son las más postergadas a nivel social, económico y educativo.

Los primeros 5 años de vida de los niños y niñas, es la etapa en la que se construye los cimientos del desarrollo humano, de ahí la importancia de contribuir cuidadosamente a la formación de su identidad, su relación con el medio, el cuidado de sus valores y actitudes, su seguridad y su autoestima, su personalidad y creatividad.
Las políticas y programas de atención y educación inicial deben tomar en cuenta seriamente la necesidad de atender a los niños y niñas en estas edades, independientemente de la condición socio-económica de la familia.
La educación inicial y la primera infancia constituyen una de las preocupaciones primordiales que se debe impulsar desde la autoridades, involucrando en primer lugar a los padres, educadores y la comunidad en su conjunto, de este modo asegurar una atención integral a los niños y niñas que asisten a los centros infantiles satisfaciendo sus necesidades afectivas, físicas, sociales, cognitivas y expresivas.
Se debe garantizar las oportunidades equitativas de aprendizaje y desarrollo, haciendo efectivo el ejercicio de uno de sus derechos elementales que es el derecho a la educación.

ANTECEDENTES
Si bien los progresos en cuanto a la atención a niños menores de 6 años en centros infantiles han tenido un notable crecimiento desde 1990 con un 2,4% a cerca del 22% a la fecha, estos esfuerzos fueron llevados adelante desde la preocupación de la iglesia católica, y otros, como algunas ONGs, por su preocupación hacia esta población y la importancia de la educación en estas edades.
La necesidad mayor ahora es la de dar calidad de atención y educación y garantizar una mayor cobertura creando y ampliando centros, así como formando profesionales especialistas en el área.
En este sentido existe la preocupación por la calidad de este nivel educativo y la necesidad de generar estrategias que faciliten la formulación y la complementación de políticas específicas para la educación inicial que respondan a sus finalidades y funciones.
Es preciso validar modelos de atención, gestión, diseño, desarrollo curricular y de evaluación que sean compatibles y coherentes con los propósitos de las modalidades y con las características de los contextos y de la población atendida, ya que hasta ahora no existe un plan general integral desde las instancias gubernamentales del área, dejando a su libre albedrío a cada Centro o institución que presta estos servicios.
Por ello es urgente potenciar, sistematizar, evaluar y socializar experiencias educativas exitosas que se trabajan en los centros infantiles y a partir de ellas generar nuevas propuestas que respondan a la realidad concreta de esta población. Entre estas experiencias se encuentra la ejecutada por la Fundación Sembrando Esperanza, que ha sido elaborada y puesta en práctica desde hace 15 años, con resultados exitosos que han sido reconocidos por las unidades educativas a las que asisten los niños egresados de los centros FUNDASE, así como por las mismas autoridades de educación del Municipio, motivo por el cual se renuevan
permanentemente los convenios entre las Juntas Vecinales, el Gobierno Municipal y la FUNDASE, para que esta se haga cargo de la administración y desarrollo y calidad educativa de tres Centros Infantiles, el CEI Sagrado Corazón de Jesús, el CEI Virgen de la Fuensanta y el CEI Beata Piedad de la Cruz. Esta experiencia se basa en el Enfoque Educativo “Educación para la Vida”.

ENFOQUE EDUCATIVO - EDUCACIÓN PARA LA VIDA
Un aporte importante al desarrollo de la educación infantil en el distrito 3 de la ciudad de El Alto es la sistematización del trabajo realizado hace 15 años en centros infantiles impulsados por la parroquia Jesús Obrero y la Fundación Sembrando Esperanza con el objetivo de “Contribuir a potenciar las habilidades de aprendizaje en niños y niñas menores de seis años mediante una educación integral de calidad y calidez que les permita contar con mayores oportunidades para ingresar a la escuela sin dificultad”.
El enfoque Educación Para La Vida, posiciona al niño-niña como sujeto que vive, piensa, ama y sueña en comunidad, como una persona completa, sujeta de pensamiento, de afectos y de vida social propia, plantea otros desafíos a su educación.

De acuerdo a la OMS-OPS se estima que en el mundo existen un total de 500 a 700 millones de personas con algún tipo de discapacidad o necesidad educativa especial. De acuerdo al censo 2001 en Bolivia existen un total de 62.000 personas con discapacidad. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en Bolivia existen 741.328 personas con discapacidad, distribuidas en: 3% con discapacidad mental, 3% con discapacidad física, 3,5% con discapacidad sensorial y 0,5% con otro tipo de discapacidades. En este grupo se incluyen a aproximadamente 282.000 niños y jóvenes entre 5 a 19 años con problemas de aprendizaje. Según datos estadísticos específicos sobre discapacidad emergentes del estudio citado arriba, de la población nacional 14 % de personas con discapacidad son hombres y 12,53% son mujeres.
El Diagnóstico Nacional del Estado de Situación de la Atención a los Niños, Niñas, Adolescentes y Jóvenes con Necesidades Educativas Especiales Asociadas o no a la Discapacidad, resultado del Encuentro Nacional de “Análisis de la Situación de la Educación Especial”, muestra los siguientes datos:

• Se cuenta con 111 centros de Educación Especial en el país, de estos, 70 están legalmente registrados en el sistema educativo, 17 no se encuentran registrados y 5 están en trámite.
• El Estado tiene a su cargo sólo 7 a través de los SEDUCAS, interviene en 33 bajo convenio, 4 centros son atendidos por ONGs y 5 centros son privados.
• No se cuenta con un sistema de acreditación y no se tiene normas que regulen el funcionamiento de los centros de educación especial.

SITUACIÓN DE LOS ESTUDIANTES DE LOS CENTROS DE EDUCACIÓN ESPECIAL
Actualmente son atendidos 6896 en los centros de educación especial de todo el país. Desde el punto de vista de la dependencia de los centros de E.E. urge que desde el estado se establezcan políticas de apoyo y protección a estos centros, asimismo, regular el funcionamiento de estos bajo dependencia privada o de ONGs. Para lograr un proceso efectivo y acelerado en el aprendizaje para estudiantes con N.E.E. es menester que el aspecto curricular se acompañe con el aspecto clínico implementando los equipos multidisciplinarios en cada SEDUCA o centro. En relación a la edad mental, los docentes no ven conveniente enfatizar este aspecto, priorizando la edad cronológica para favorecer la enseñanza.
Es necesario involucrar a los padres de familia para favorecer la formación integral de sus hijos.

SITUACIÓN DE LA GESTIÓN CURRICULAR DE LOS CENTROS DE EDUCACIÓN ESPECIAL
Se toma en cuenta el mismo currículo del área formal con los niveles: Inicial, primaria y secundaria, realizando adaptaciones curriculares de acuerdo a las áreas de atención y a las necesidades educativas especiales.
Dentro de educación especial, se tienen las siguientes áreas de atención: Necesidades educativas especiales asociadas a la discapacidad, Necesidades educativas especiales no asociadas a la discapacidad
Es importante que se nivele las horas de trabajo de los docentes de Educación Especial a 120 horas pagados o mínimamente a 96 horas al igual que educación regular.
El Ministerio de Educación debe proporcionar material y capacitación a los docentes de educación especial, al igual que se hace en educación formal.

SITUACIÓN DE LA GESTIÓN ADMINISTRATIVA DE LOS CENTROS DE EDUCACIÓN ESPECIAL
En la mayoría de los centros no existe gestión administrativa, esto se evidencia por la falta de aplicación de los instrumentos de gestión como son los proyectos educativos de unidad o los proyectos educativos institucionales de centro. Los centros reciben apoyo de organismos no gubernamentales y de iglesia, en especial de la iglesia católica. La relación de un centro con la ONG, está basado en las directrices y en función de las líneas de apoyo que establece la ONG en relación sus proyectos.
En algunos casos, el centro de educación especial, tiene un director que depende del Ministerio, y, la ONG pone a otro/a director/a, teniendo como problema la administración del centro. En algunos casos se ha dividido la gestión en dos, las ONGs administran los recursos y el director dependiente del Ministerio se hace cargo de la parte académica.
La falta de una norma que regule la relación de los centros de educación especial con las Organizaciones no Gubernamentales estuvo y está generando problemas de coordinación al interior de los centros.

APORTE INSTITUCIONAL
Esta realidad genera un alto nivel de preocupación y al mismo tiempo mucho compromiso en el sentido de mejorar la calidad en la educación especial. En este sentido el Centro de Educación Especial “MURURATA” trabaja dando respuesta a las demandas que tienen las personas con Necesidades Educativas Especiales, primeramente cumpliendo con las normas de un funcionamiento legal, es así que se cuenta con el Código SIE DE FUNCIONAMIENTO y el Código de EDIFICIO ESCOLAR para la atención de Discapacidad Intelectual y Múltiple en convenio con la iglesia Católica.
Actualmente se atiende a 150 niños/as, adolescentes, jóvenes y adultos con discapacidad intelectual, múltiple y otras asociadas del distrito 3 de la Ciudad de El Alto y parte de Viacha, se cuenta con 17 docentes del Ministerio de Educación, 10 Educadores de Manitos y 13 funcionarios de la Fundación Sembrando Esperanza. Los beneficiarios están distribuidos por edad cronológica, quienes reciben los servicios de educación especial, Fisioterapia, Psicología, Trabajo Social, Comedor y transporte.
En el área pedagógica se trabaja con el currículo del área regular realizando las adaptaciones para cada una de las necesidades de los beneficiarios, los jóvenes mayores de 15 años, además del área pedagógica, reciben capacitación laboral desarrollando habilidades laborales en costura, panadería, soldadura fierro madera, carpas solares y manualidades.
Se cuenta con un Proyecto Educativo de Centro para casos en los que nuestros beneficiarios necesiten un mayor apoyo en su rehabilitación.
Todo este trabajo se realiza como un aporte a la demanda de las personas con Capacidades diferentes para que puedan ser consideradas personas con los mismos derechos y oportunidades y lograr su inserción o reinserción social.